Todo salió al revés en Santiago de Chile